El espejismo

26/10/2008

 

 

 

Mis padres habían fallecido unos pocos días antes y yo deambulaba por las habitaciones vacías, no sé si buscando, tal vez, algún recuerdo o si intentando, quizás, escapar definitivamente de todos ellos. Ahora eso ya no importa.

 

Todo sucedió mientras cerraba la pesada puerta de la casa. Fue durante ese breve y automático gesto cuando percibí, con absoluta claridad, que el suelo, que recién acababa de pisar, había perdido su sólida textura de mármol antiguo y asemejaba una especie de bruma en el aire, un enorme y profundo pozo abierto a la oscuridad y al vértigo.

 

Nunca regresé al hogar.

 

 

 

 

Algo de esa bruma salió en Alrededores o la mansión de las luciérnagas, creo.

alrededores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: