Soneto 6

05/06/2012

Ya que Arcadio Pardo lo cita en su generosa disección de mi libro El Árbol de Teneré -la podéis leer en este enlace– os dejo con el Soneto número 6.

6

No quiero nada. Nada. Me guardo las palabras

como si contuviesen sentimientos, pero no.

Están vacías y son aire, son ruido y estertor.

Son el hilo con el que enhebro las agujas

 

y zurzo las heridas y los trajes de la memoria.

No quiero nada. Nada. Un instante con tu cuerpo

me es suficiente para derrumbarme

y desaparecer de entre los vivos. Tu sonrisa

 

me consuela, tan triste tras el velo, tan irreal

entre los árboles malditos de este sueño.

No quiero recordar nada. Nada cuando despierte

 

y nada entre las páginas de los libros. Ni una hoja

marchita ni el engaño de alguna esperanza.

Que pasen las calendas y suceda el reencuentro.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: