Variaciones

16/08/2014

 

Podríamos (con Robbe-Grillet) cosificar el mundo, convertirlo en objeto de nuestro deseo y convenir, después, en que no hemos avanzado un ápice en su conocimiento. No ayuda recolectar calumbre para vengarnos del tiempo que lo engendra. Tampoco la inercia de los acontecimientos, ni el valor objetivo de sus dádivas: el escarabajo que seremos esta misma mañana (al intentar sin éxito levantarnos) prevalece sobre el ejercicio gimnástico de la purificación por el método, el esquema analítico, el esfuerzo (tan poco varonil) de buscar una síntesis; es decir, algo inteligible.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: