Inédito en marcha…

12/02/2015

Es paradójico sentirse feliz
en plena hecatombe de los sentidos
(por no hablar del espíritu, leve y atroz, ensimismado)
pese al temor confuso de andar entre los muertos,
sin acabar de ser uno de ellos. No ser uno de nadie
ni de uno mismo. No ser sino el sabor amortiguado
de las palabras bajo el arco tenso de los labios
.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: